Entrada de ALUMNOS
Para conseguir descuentos en la formación
Hazte socio
Formación Online SEPD Formación Online SEPD Formación Online SEPD
Documentos: 397
Premio al mejor PO de EII 2014: UTILIDAD DE LA DETERMINACIÓN DE LOS NIVELES VALLE Y DE ANTICUERPOS ANTI INFLIXIMAB EN LOS PACIENTES CON ENFERMEDAD
Autor/es: Juan, G; Alvariño, A; Oltra, L; Cano, N; Maroto, N; Alonso, M; Ferrer, I; Hinojosa, J
2014
Introducción: los agentes anti-TNF son eficaces en inducción y mantenimiento de la remisión en pacientes con Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII). Sin embargo, 10-15 % son no respondedores primarios y hasta un 40 % pierden la respuesta en el seguimiento, en relación con la formación de anticuerpos anti-fármaco (ADA) y su efecto sobre los niveles valle del mismo (TLI). Recientemente se ha señalado la importancia del aclaramiento plasmático del fármaco en la individualización del tratamiento. Objetivo: analizar los niveles valle y ADA de infliximab (IFX) en una cohorte de pacientes con EII. Definir el modelo de aclaramiento plasmático en estos pacientes. Material y método: estudio retrospectivo, descriptivo de 27 pacientes con EII y tratamiento con IFX (2012-2013) con pérdida de respuesta (PR), respuesta sostenida (RS) y tras inducción (IR). Análisis de suero obtenido pre-infusión para ADA y niveles valle de IFX mediante ELISA (Promonitor). Presencia de ADA se considera positivo (al margen nivel) y niveles > 2,5 μg/ml terapéuticos para IFX. A un grupo de pacientes se les realizó estudio de aclaramiento plasmático con modelo poblacional en programa NONMEM IV. Resultados: 27 pacientes (21 CD/ 6 UC); 12 M/ 15 H; edad media 39 años (15-74). 16 con azatioprina. PR:13, RS:8, IR:6 pacientes, respectivamente. TLI-IFX: indetectable 7 %; < 3 μg/ml, 30 %; 3-7 μg/ml, 23 %; > 7 μg/ ml, 40 %. Los pacientes con TLI-IFX indetectables todos tenían ADA presentes (> 1 μg/ml). En PR acortar intervalo + 10 mg/kg obtiene TLI superiores a sólo acortar intervalo (13,2 vs. 8,8 μg/ml, respectivamente). La disponibilidad de TLI hubiera modificado la actitud terapéutica postintensificación en 10 (77 %) de pacientes con PR (8 desintensificar; 1 aumentar dosis; 1 cambio biológico). IR (TLI 2,74 μg/ml; 0,01-9,53) 3 pacientes niveles bajos y 2 ADA presentes. Estudio Farmacocinética (estimación bayesiana): semivida biológica T1/2 IFX 9,5 días y en presencia de ADA 5,8 días. De ellos en 4 el aclaramiento predice niveles a 12 semanas > 14 μg/ml sugiriendo necesidad de desintensificación. Conclusiones: la determinación de niveles valle y ADA de IFX permiten optimizar el tratamiento en los pacientes con EII.
Premio al mejor PO de Endoscopia 2014: EFECTIVIDAD DE LA ENDOPRÓTESIS ESOFÁGICA EN EL TRATAMIENTO DE LA HDA VARICOSA REFRACTARIA.
Autor/es: Villanueva Hernández, R; González Carro, P; Legaz Huidobro, ML; Pérez Roldán, F; Aoufi Rabih, S; Tébar Romero, EM; Romero Rodríguez, E; Roncero García-Escribano, O; Bernardos Martín, ME; Sánchez- Manjavacas Muñoz, N; Navarro López, MC
2014
Introducción: en el tratamiento de la HDA por varices el abordaje endoscópico estándar (ligadura con bandas-LEV, escleroterapia-EV) tiene un papel princeps, siendo efectivo en el 90 % de los casos; estando indicado en los casos refractarios el taponamiento con balón esofágico, el TIPS o incluso la cirugía. Ahora bien, ¿qué hacer cuando estamos ante un caso refractario y no contamos con estas últimas alternativas? o ¿qué hacer cuando por dificultad técnica no podemos realizar terapia estándar? La endoprótesis esofágica (SX-ELLA Danis) es un dispositivo autoexpandible diseñado exclusivamente para el tratamiento de la HDA por varices esofágicas, pero su uso es limitado en nuestro medio a falta de suficientes estudios que evalúen su efectividad. Objetivo: valorar la efectividad y seguridad de la endoprótesis esofágica en el manejo de la HDA varicosa de difícil control o refractaria a tratamiento estándar en un centro sin disponibilidad de TIPS. Material y método: estudio descriptivo, longitudinal- retrospectivo de una serie de 11 pacientes cirróticos con HDA por varices esofágicas refractaria a tratamiento estándar, tratados en nuestro centro entre enero 2010 y enero 2014, con endoprótesis esofágica (SX-ELLA Danis) y su seguimiento a las 6 semanas y a los 6 meses tras el episodio. Resultados: todos los casos fueron hombres, con una edad media de 54,18 + 15,68 años. El 45 % eran estadio C de Child-Pugh. Todos tenían compromiso hemodinámico y estaban en tratamiento con somatostatina. Siete habían recibido terapia endoscópica, persistiendo la hemorragia y en los otros cuatro se optó por endoprótesis directamente: 2 tenían hepatocarcinoma y antecedentes de HDA varicosa; y 2 fueron HDA post-LEV (profilaxis 2.ª). Todos (100 %) tuvieron hemostasia inmediata tras colocación de la endoprótesis. Un paciente resangró durante el ingreso, por migración espontánea de la prótesis a estómago, solventándose con colocación de nueva prótesis. La endoprótesis de retiró entre 5-7.º días sin complicaciones, excepto en los 2 pacientes oncológicos que se mantuvo colocada hasta su fallecimiento. La estancia media fue 10,27 + 3,71 días. Tres se derivaron a otro centro para colocación de TIPS. Complicaciones: sólo dolor torácico leve 2.º que cedió con analgesia de primer escalón. Durante el seguimiento hubo un caso de resangrado en las primeras 6 semanas que fue exitus por fallo multiorgánico. En total, a los 6 meses, cuatro (36 %) pacientes fallecieron, incluyendo los 2 casos con hepatorocarcinoma; en 2 de los casos la muerte no asoció HDA varicosa. Conclusiones: la colocación de endoprótesis Danis es una técnica efectiva y segura en el manejo agudo HDA varicosa refractaria, y puede constituir una alternativa terapéutica muy útil en centros sin disponibilidad de TIPS.
Premio al mejor PO de Hígado 2014: CONSUMO DE HIERBAS Y SUPLEMENTOS DIETÉTICOS (HDS): UNA CAUSA CRECIENTE DE HEPATOTOXICIDAD (DILI) EN EL REGISTRO ESPAÑOL-LATINOAMERICANO
Autor/es: Andrade, RJ; Medina-Cáliz, I; Robles-Díaz, M; González-Jiménez, A; Stephens, C; Cabello, MR; García-Muñoz, B; García-Cortés, M; Alcántara, R; Ortega-Alonso, A; González-Grande, R; Jiménez, M; Rendón,P ; Navarro, JM; Méndez, IM; Bessone, F; Ginés, P; Alfaro, I; Brahm, JR; Paraná, R; Schinoni, MI; Prieto, M; García-Eliz, M; Romero-Gómez, M; Calle-Sanz, R; González-Ramírez, AF; Crespillo, A; Lucena, MI
2014
Objetivos: la hepatotoxicidad por HDS (hierbas, suplementos dietéticos y esteroides anabolizantes) constituye un creciente problema de salud pública. El objetivo de este estudio fue determinar la incidencia en nuestro Registro a lo largo del tiempo de casos de DILI por HDS, así como el fenotipo y evolución de los casos DILI atribuidos al uso ilícito de anabolizantes. Material y métodos: se analizaron los datos demográficos y clínicos-bioquímicos de daño hepático inducido por anabolizantes incluidos en el Registro Español-Latinoamericano. Se descartaron causas alternativas de daño hepático. La causalidad fue asignada por la escala de CIOMS. Resultados: 64 casos de daño hepático de 1023 incluidos en el Registro fueron atribuidos a HDS. Veinticinco (39 %) por anabolizantes esteroideos y 39 (61 %) por productos de herboristería y otros suplementos dietéticos. En un periodo de 20 años en el Registro la proporción de casos por anabolizantes se ha incrementado, en los primeros 16 años sólo se incluyeron 5 casos, mientras que en los últimos 4 se han incluido 20 (80 %). Sin embargo, los casos por otros HDS han aumentado de forma más moderada, con 16 casos de 39 incluidos en los últimos 4 años (41 %). Entre los casos DILI por anabolizantes, todos fueron hombres, con edad media de 32 años y tiempo medio de aparición de 72 días (rango:7-338). El principal agente implicado fue estanozolol (16 casos) administrado en forma única o en combinación con otros anabolizantes (11), seguido de metilepitiostanol (7) y metasterona (1). Un tratamiento con oxinandrolona/testosterona indujo una peliosis hepática. Predominó el daño hepatocelular (67 %). 23 pacientes desarrollaron ictericia (92 %) y el 71 % requirió hospitalización. Catorce pacientes (56 %) cumplían la ley de Hy. Dos pacientes fueron evaluados para transplante hepático y tres pacientes con valores máximos de BT (rango: 44-54 mg/dl) desarrollaron fallo renal agudo (rango creatinina sérica: 2.2-8.50 mg/dl). Se comparó el perfil hepático de los casos de DILI por anabolizantes con otro tipo de grupos farmacológicos observándose un pico de BT más elevado tanto en el daño colestásico-mixto como en el hepatocelular (p < 0.001). Aplicando la escala de CIOMS, el 65 % se consideró probable y el 35 % posible debido al consumo de múltiples productos. Conclusiones: la hepatotoxicidad por HDS se ha incrementado en los últimos años. Los esteroides anabolizantes inducen preferentemente lesión hepatocelular con un fenotipo característico consistente en una elevación muy marcada de la bilirrubina total particularmente en el patrón colestásico/ mixto con frecuente inducción de insuficiencia renal
Premio al mejor PO de intestino delgado y colon 2014: Análisis y clasificación de variantes en genes MMR en sujetos con sospecha clínica de Síndrome de Lynch
Autor/es: Del Moral-Martínez, M; Entrala, C; Berenguer-Guirado, R; Fernández-Rosado, FJ; Florido-García, M; Álvarez-Cubero, MJ; Mata, C; Barrientos-Delgado, A; Martín-Ruiz, JL
2014
Introducción: el síndrome de Lynch (cáncer colorrectal hereditario no polipoideo, CCHNP) está asociado a mutaciones germinales en, al menos, uno de los genes implicados en la vía de reparación de errores del DNA: MLH1, MSH2, MSH6, PMS1 y PMS2. Según su efecto sobre la proteína y su función, podemos dividirlas en tres grupos: patogénicas, polimorfismos (mutaciones neutras) y variantes de significado desconocido o incierto. Objetivo: caracterizar y clasificar el espectro de mutaciones causales en los genes de susceptibilidad al CCHNP en pacientes en estudio en la consulta de alto riesgo de cáncer digestivo de nuestro hospital. Pacientes y métodos: se incluyen 92 sujetos consecutivos, (periodo 2010-2013) con criterios clínicos de sospecha de síndrome de Lynch (Bethesda y/o modelo PREMM 1, 2, 6) y con indicación de estudio mutacional según el árbol de decisiones de la Unidad. Las mutaciones fueron clasificadas como patogénicas (relacionadas con el síndrome de Lynch), polimorfismos (presentes en la población general con una frecuencia mayor del 1 %, o aquellas que en estudios familiares no cosegregan con la enfermedad o aparecen en probandos con otra mutación causante de la enfermedad), y variantes genéticas de significado incierto o de efecto biológico desconocido: mutaciones en las que se desconoce si se afecta la funcionalidad de la proteína o si está asociada a mayor riesgo de cáncer en la familia. Resultados y discusión: se han encontrado 38 variantes mutacionales que incluyen polimorfismos, variantes patogénicas y variantes de significado incierto) en 69 pacientes. Las 8 mutaciones patogénicas (Tabla I) fueron localizadas en 25 sujetos, con especial frecuencia (15/25) de la 117-1 G > K en el gen MLH1. La mutación 655 A > G en MLH1, entre otras 9, aparece en el 52 % de 58 pacientes con mutaciones consideradas como de significado desconocido (Tabla II). Otras 21 mutaciones son consideradas polimorfismos sin aparente influencia sobre el desarrollo del S de Lynch. Todas las mutaciones con significado patogénico fueron analizadas en familiares directos, los cuales fueron clasificados como individuos de alto riesgo o no en función de los resultados obtenidos. Las variantes de significado incierto se incluyen en programas de seguimiento expectante y en estudios de riesgo comparado. Estos resultados nos han permitido optimizar y adecuar las estrategias de estudio genético y diagnóstico molecular de los síndromes de predisposición hereditaria al CCR.
Premio al mejor PO de Páncreas y Vías Biliares 2014: Sistema pronóstico combinado (analítico-radiológico) en pancreatitis aguda (PA)
Autor/es: Del Castillo Codes, MI; Carrillo Ortega, G; Gálvez Fernández, RM; García Robles, A; Tercero Lozano, M; Baeyens Cabrera, E
2014
Introducción: la gravedad de la pancreatitis aguda es variable y fue definida en el Simposio Internacional de Atlanta en 1992. La mayoría son leves pero un 15-20 % son graves. Resulta esencial identificar de forma precoz qué pacientes evolucionarán a PA grave. Objetivo: elaborar un sistema pronóstico de gravedad de PA que englobe criterios bioquímicos, únicos y radiológicos. Pacientes y métodos: estudio prospectivo de cohortes de pacientes con pancreatitis aguda del 1/10/2009- 30/09/2011. Se les realizó analítica al ingreso y a las 24-48 horas y TAC abdominal en las primeras 72 horas. Fueron clasificados en leves ó graves según los criterios de Atlanta. Se realizó un análisis de regresión logística en el que se seleccionó el Balthazar que mejor predice la gravedad (I vs. II) y se calcularon los predictores de gravedad que añaden información al índice Balthazar. Se configuró una escala para ser usada en la práctica clínica. Resultados: del total de 203 episodios, 104 fueron leves y 99 graves. Para calcular cuál de los dos índices de Bal thazar predice mejor la gravedad, se realizó un análisis de regresión logística (Tablas I y II), obteniéndose Balthazar I es mejor predictor que Balthazar II. Para determinar qué variables proporcionan información sobre la gravedad, independientemente de Balthazar se ha realizado un análisis de regresión logística, apareciendo las variables seleccionadas en la tabla III. Cuando a este modelo se le añade Balthazar I resulta que sólo la alfa-1 antitripsina añade información, quedando por lo tanto como 2.ª variable junto a Balthazar I. En la búsqueda de la 3.ª variable del modelo pronóstico se realizan análisis repetidos, y la urea a las 24 horas es significativa. Obtenemos así un modelo con 3 variables y su curva ROC con un área bajo la curva de 0.9978 (Fig. 1). Para cada variable se seleccionó un punto de corte: 2.5 puntos por cada nivel de Balthazar I, 2 puntos si AAT > 2.5 g/l y 1 punto si urea24 horas > 60 mg/dl. Conclusión: hemos elaborado un sistema pronóstico de gravedad de pancreatitis aguda con variables analíticas y radiológicas. Balthazar I se ha mostrado mejor predictor de gravedad que Balthazar II, ya que probablemente el mal pronóstico dependa de la infección de la necrosis y no sólo la presencia de la misma. La urea es utilizada en numerosos sistemas pronósticos. Como marcador único encontramos la AAT cuya función es la inactivación en sangre de la tripsina activada. En conjunto hemos obtenido una escala con un área bajo la curva muy elevada, siendo muy útil para detectar la gravedad.
Premio al mejor PO de Tracto Digestivo, Motilidad y Hemorragia 2014: ESTUDIO UNICÉNTRICO SOBRE EL COMPORTAMIENTO DEL ESÓFAGO DE BARRETT Y EL ADENOCARCINOMA ESOFÁGICO TRAS 15 AÑOS DE SEGUIMIENTO. ¿ES EL BARRETT EL CONDICIONANTE DE LA SUPERVIVENCIA?
Autor/es: Arroyo-Martínez, Q; Rodríguez-Téllez, M; García-Escudero, A; Flores, A; González-Cámpora, R; Pellicer-Bautista, F; Herrerías-Gutiérrez, JM; Caunedo-Álvarez, A
2014
Objetivo: evaluar el comportamiento tanto del esófago de Barrett (EB) como del Adenocarcinoma de Esófago (ACE) a lo largo de los últimos años y los FR relacionados con la aparición y progresión de la displasia. También se pretende evaluar la mortalidad relacionada con el EB, sus causas y supervivencia. Métodos: estudio realizado de 1996 al 2011. Se analizó la base de datos de Endoscopia y Anatomía patológica. Los pacientes fueron divididos en 4 grupos: “EB sin displasia” (EBSD), “EB con displasia estable” (EBDE), “EB con progresión de la displasia” (EBPD) y “ACE”. Se estudiaron las variables demográficas edad, sexo, antecedente de consumo de alcohol y tabaco, la extensión del EB así como el tiempo de seguimiento, la supervivencia y las causas de defunción de ambos grupos, EB y ACE. Resultados: del total de las bases de datos revisadas, 430 pacientes cumplieron los criterios de inclusión, 338 con EB y 92 con ACE. La Tasa de incidencia (TI) pasó de 2,25 y 1,25 por 100 000 habitantes en 1996 a 6,5 y 4,75 en 2011, en EB y ACE respectivamente (Fig. 1). Observamos una mayor proporción de varones, mayor edad e ingesta etílica en el grupo ACE respecto al grupo EB (Tabla I). La supervivencia del ACE tuvo una media de 23 meses, el grupo “EBPD” obtuvo la mayor supervivencia (Fig. 2), no hubo fallecimientos relacionados con el EB en los grupos EBSD y EBDE (Tabla II). Las principales causas de mortalidad fueron la enfermedad neoplásica no esofágica y la enfermedad cardiovascular (Tabla III). Conclusiones: la prevalencia e incidencia tanto del EB como del ACE ha aumentado en los últimos años, en nuestra serie hemos pasado de tener una tasa de EB y ACE de 2,25 y 1,25 por 100 000 habitantes en 1996 a 6,5 y 4,75 en 2011; esta situación representa un aumento de más del 350 % en la incidencia de ambas. Como FR encontramos el sexo masculino, mayor edad y consumo de alcohol. El EB largo (> 3 cm) está implicado en la progresión del EB. La enfermedad cardiovascular y neoplásica no esofágica han sido las principales causas de mortalidad en los pacientes con EB. Nuestro estudio avala la observación de que el diagnóstico de ACE se hace, en la mayor parte de los casos como debut de la enfermedad neoplásica ya que en nuestra muestra, son muy pocos aquellos que cuentan con el antecedente previo de EB.
Premio al mejor PO Videoforum 2014: RESECCIÓN EXITOSA DE ADENOMA DE GRAN TAMAÑO SOBRE LA VÁLVULA ÍLEO-CECAL Y CON EXTENSIÓN EN ÍLEON TERMINAL GRACIAS A CAPUCHÓN BLANDO
Autor/es: Albéniz Arbizu, E; Fraile González, M; León-Brito, H; Ruiz-Clavijo García, D; Estremera Arévalo, F; Pueyo Royo, AM; Eguaras Ros, J; Fernández-Urien Sainz, I; Vila Costas, JJ; Jiménez Pérez, J
2014
Introducción: varón de 79 años pluripatológico remitido desde otro hospital por los siguientes hallazgos endoscópicos: Ulceración con fondo fibrinoide y superficie irregular de aspecto inflamatorio o dudosamente polipoideo sobre la válvula ileocecal (VIC); íleon distal normal. Las biopsias obtenidas mostraron la presencia de fragmentos de pólipo adenomatoso túbulo-velloso. Caso clínico: en la colonoscopia realizada en nuestro centro se constató en ciego, sobre la VIC y con extensión dentro del íleon un LST (laterally spreading tumor) granular homogéneo. Debido a la imposibilidad de acceso a toda la extensión del pólipo, se extrajo el endoscopio y se colocó un capuchón blando en su extremo (Disposable distal Attachment D201. Olympus®. Japan), con lo cual se consiguió dicha accesibilidad, observando un gran pólipo plano de 40 x 30 mm (Clasificación de París IIa) que se extendía por las vertientes craneal y caudal de la VIC y que afectaba al 90 % de la circunferencia de los últimos 15-20mm del íleon distal. Se realizó cromoendoscopia con índigo carmín que ayudó a definir los bordes de la lesión y posteriormente resección endoscópica mucosa (REM) piecemeal tras inyección de suero salino y adrenalina diluida. Finalmente se aplicó argón en los bordes y en algún pequeño microislote poco accesible. La mucosectomía fue laboriosa (120 min). El paciente estuvo 24 horas en observación hospitalaria sin presentar incidencias. Para estudio A.P. se obtuvieron 16 fragmentos de hasta 15mm con resultado de adenoma túbulo-velloso sin displasia de alto grado. En la colonoscopia de control a los 3 meses se objetivó una estenosis cicatricial parcial de la VIC que se resolvió con dilatación (balón hidrostático 12-15 mm) y que permitió el acceso al íleon distal. No se vio recidiva macroscópica y las biopsias fueron negativas. Discusión: tradicionalmente los pólipos planos con afectación de la VIC y extensión en el íleon terminal han sido considerados como una clara indicación de tratamiento quirúrgico. Existen pocos casos documentados de resección o disección endoscópica de estas lesiones, incluso los autores que los han reportado, consideran una contraindicación al tratamiento endoscópico la afectación ileal circunferencial y superior a 1 cm. En este resumen presentamos un caso exitoso de REM en la que se realiza resección sobre gran parte de la válvula y circunferencial de los 2 últimos cm del íleon terminal gracias a la ayuda de un capuchón blando.
Premio Díaz Rubio 2014: DISECCION SUBMUCOSA ENDOSCÓPICA EN EL TRATAMIENTO DE NEOPLASIAS GASTROINTESTINALES: RESULTADOS INICIALES EN 31 PACIENTES
Autor/es: Herreros de Tejada, A ; Hernández Conde, M ; Calleja, JL ; Sánchez-Movilla, A ; Salas, C ; Matallanos, P ; Blázquez, E ; Fernández Rial, JC ; González, S ; García, JF ; Abreu, L
2014
Introducción: la disección submucosa endoscópica (DSE) es una técnica avanzada para el tratamiento en bloque de neoplasias precoces del tracto digestivo. Objetivo: analizar la eficacia y seguridad de la DSE en el tratamiento de neoplasias esofágicas, gástricas y colorrectales. Material y métodos: análisis prospectivo de DSE realizadas en dos centros españoles. Las intervenciones se realizaron habitualmente en sala de endoscopia equipada con máquina de anestesia y con el paciente bajo anestesia general con TCI e intubación orotraqueal. Se utilizaron endoscopios modelos GIF N180J/HQ190, PCF H180, CF H180/HQ190 (Olympus). Se usó como bisturí principal Flush knife BT® (Fujifilm Co) 1,5 mm (esófago, colon y recto) y 2.0 mm (estómago), asociando opcionalmente Hook-knife® y Dual-knife® (Olympus Co). Resultados: desde enero de 2012 hasta febrero de 2014 se incluyeron 31 pacientes sometidos a DSE. La edad media fue de 64,4 años (DE 12), con una proporción de hombres del 55 %. La localización de las lesiones fue: estómago (29 %), colon (39 %), recto 7 (22 %), esófago 3 (10 %). El éxito inicial de la DSE fue del 93,5 %, con 2 casos de fracaso inicial que requirieron cirugía. La tasa de resección en bloque en los casos completados fue del 96,5 % y el tamaño medio del espécimen 18,1 cm2 (media eje mayor 46,4 mm), con mediana de tiempo 114,2 minutos (34-256). La tasa de resección R0 fue del 90 %. Se observaron 12 casos (39 %) de perforación, de los cuales 10 (80 %) fueron tratados endoscópicamente con éxito. Hubo 2 casos de complicaciones tardías (rotura esplénica y hemorragia digestiva baja leve). No hubo mortalidad asociada en ningún caso. La velocidad de disección de la fase inicial (10 primeros) fue de 0,12 cm2 /min, frente a 0,16 cm2/min de la fase final (10 últimos), con un incremento del 33 %. Conclusiones: la DSE es una técnica eficaz en el tratamiento de lesiones neoplásicas del tracto digestivo. La dificultad técnica, el tiempo prolongado de la intervención y la alta incidencia de complicaciones son las principales limitaciones. Es significativa la progresión técnica observada durante la curva de aprendizaje. La DSE puede ser aplicada con éxito en nuestro país, con resultados similares a los descritos en series de referencia.
Espasmo esofágico
Autor/es: Jorge Pérez Lasala y Norberto Mañas Gallardo
2014
Abscesos hepáticos
Autor/es: Ángel Cosme y Carol Julyssa Cobián. Sección coordinada por: V.F. Moreira, E. Garrido
2014
Dolor de la pared abdominal
Autor/es: V.F. Moreira, E. Garrido
2014
Estudio español multicéntrico de estimación de la prevalencia e incidencia de la pancreatitis crónica y sus complicaciones
Autor/es: J. Enrique Domínguez-Muñoz1, Alfredo Lucendo2, L. Fernando Carballo3, Julio Iglesias-García1 y José María Tenías4, en representación del Grupo de trabajo sobre las Enfermedades del Páncreas de la Sociedad Española de Patología Digestiva 1Servicio de Aparato Digestivo. Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. Santiago de Compostela, A Coruña. 2Servicio de Aparato Digestivo. Hospital General de Tomelloso. Ciudad Real. 3Servicio de Aparato Digestivo. Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca. Murcia. 4Unidad de Investigación. Hospital General La Mancha-Centro. Alcázar de San Juan, Ciudad Real
2014
« Anterior  |  Siguiente »
MAPA WEB     |     POLITICA DE PRIVACIDAD     |      TÉRMINOS Y CONDICIONES CONTACTO: Abrir formulario de contacto
C/ Sancho Dávila, 6 - 28028 Madrid
Tel.: 91 402 13 53