Previous Page  10 / 38 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 10 / 38 Next Page
Page Background

10

No

puntos de vista

E

l vedolizumab es un anticuerpo

monoclonal humanizado que se

une al heterodímero

α

4

β

7

blo-

queando selectivamente la migra-

ción de los linfocitos al intestino y que ha

demostrado eficacia en el tratamiento de

pacientes con colitis ulcerosa (CU) y con

enfermedad de Crohn (EC). En el estudio

Gemini 1 se evaluaron pacientes con CU

moderada-grave

(1)

, prácticamente la mi-

tad naïve a biológicos, demostrando una

respuesta superior en el grupo tratado

con vedolizumab en la semana 6 (47% vs

25% en el grupo placebo). Para el man-

tenimiento se randomizaron los pacientes

respondedores a vedolizumab cada 8 ó 4

semanas o placebo, con un porcentaje de

remisión en la semana 52 de un 42 y un

45%, respectivamente, con diferencias

significativas respecto al grupo placebo.

En el Gemini 2 se incluyeron pacientes

con un brote moderado-grave de EC re-

fractarios a tratamiento convencional o a

anti-TNF

(2)

. No se apreciaron diferencias

en la tasa de respuesta en la semana 6,

pero sí en la respuesta y remisión en la

semana 52 entre los respondedores ini-

ciales. En ambos estudios los resultados

fueron superiores en los pacientes naïve

a anti-TNF. Por último, en el Gemini 3 se

incluyeron pacientes con EC y fracaso a

anti-TNF

(3)

demostrando un incremento

de la respuesta entre la semana 6 y la 10,

lo que amplía el período de inducción y

mejora los resultados en la semana 52.

Los estudios pivotes han demostrado la

eficacia del tratamiento con vedolizumab

en pacientes con fracaso a anti-TNF y

en pacientes naïve a biológicos, con un

buen perfil de seguridad. Estos resultados

han permitido la autorización del vedo-

lizumab en pacientes con un brote mo-

derado-grave de CU o EC con fracaso o

intolerancia a tratamiento convencional o

a anti-TNF.

Los estudios randomizados son la mejor

aproximación para estudiar la eficacia de

un tratamiento en condiciones controla-

das, sin embargo, no reflejan la forma en

que el fármaco debe utilizarse en la prác-

tica clínica y el posicionamiento respecto

a otros fármacos ya utilizados y de efica-

cia probada. A pesar de la autorización

la decisión de utilizar el nuevo fármaco

en primera línea (como alternativa o en

sustitución del establecido) o en segunda

(en este caso tras fracaso o intolerancia

a Anti-TNF) dependerá de la eficacia, la

experiencia en práctica clínica, el perfil de

seguridad o el precio del fármaco, respec-

to a los fármacos en uso.

El vedolizumab ha demostrado eficacia

frente a placebo, pero el diseño de los

estudios no permite realizar una compa-

ración directa de eficacia con los estudios

con Anti-TNF. En el Gemini 1 se incluyó

en el mantenimiento a los respondedores

a la inducción mientras que en los ACT se

evaluó la eficacia del infliximab en todos

los pacientes. En la EC se ha realizado un

metaanálisis en red de comparación indi-

recta que no ha encontrado diferencias

en la inducción y el mantenimiento entre

anti TNF y antiintegrinas

(4)

. No dispone-

mos de estudios randomizados directos

(head to head) que comparen la eficacia

del vedolizumab y de los anti-TNF, por lo

que no sabemos que pacientes tienen

más probabilidad de responder a uno u

otro agente.

Si no se demuestra una mayor eficacia

el posicionamiento debe basarse en la

efectividad en práctica real. Disponemos

de una amplia experiencia con el uso de

Anti-TNF en la EC y la CU en diferentes

situaciones, algunas no recogidas en los

estudios pivotales, y múltiples series clí-

nicas publicadas. En todas ellas la efec-

tividad en práctica clínica es superior a la

eficacia mostrada en los estudios pivota-

les correspondientes

(5)

. Lo mismo ocurre

en el caso de vedolizumab, con mejores

resultados en práctica clínica, pero la ex-

periencia recogida es mucho más escasa.

Hasta el momento hay 3 series publica-

das en práctica real con un total de 728

pacientes incluidos, pero sólo el 8% eran

pacientes naïve a Anti-TNF, por lo que es

imposible sacar conclusiones de efecti-

vidad en primera línea

(6,7,8)

. En los próxi-

mos años aumentará la experiencia con

el fármaco, se publicarán series amplias

y se realizarán estudios comparativos con

lo que podremos valorar si algún grupo

de pacientes se beneficiará de este trata-

miento en primera línea.

El perfil de seguridad también puede

condicionar el posicionamiento de un

nuevo fármaco. Colombel et al han rea-

lizado una revisión de 6 ensayos clínicos

con 2830 pacientes que habían recibido

al menos una dosis de vedolizumab

(9)

de-

mostrando un buen perfil de seguridad y

una baja incidencia de infecciones graves,

reacciones a la infusión y neoplasias. Da-

tos similares han sido publicados en las

series de práctica clínica

(6,7,8)

pero no dis-

ponemos de series comparativas. Hay da-

tos que apuntan que los antecedentes de

cáncer podrían ser un grupo de paciente

diana, pero se necesita más información

ante de establecer esta indicación.

Los estudios de eficiencia realizan un ba-

lance entre costes y resultados en salud.

En los fármacos con perfiles de eficacia

y seguridad similares se considera el más

Posicionamiento de vedolizu

en prim