Previous Page  4 / 38 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 4 / 38 Next Page
Page Background

4

Los médicos llevamos en el ADN el servir a

la sociedad a través de nuestro trabajo. Ser

especialista de aparato digestivo es solo una

variante dentro de esa misión. Al agrupar-

nos en organizaciones profesionales busca-

mos fortalecernos, pero las tareas de unas

y otras organizaciones están diferenciadas.

Los sindicatos médicos orientan sus esfuer-

zos a la protección de los derechos laborales

de los profesionales. Los colegios de médi-

cos nos permiten autorregularnos en todos

aquellos aspectos que tiene que ver con la

transversalidad de ser profesionales de la

medicina; deontología, el llamado profesio-

nalismo, garantías regulativas, protección

en diversos ámbitos, orientación a la misión

general, etc. Pero,

¿cuál es el objeto de

las sociedades científicas (SSCC)?

Inicial-

mente, y sigue siendo tarea esencial,

ser

foro de progreso científico en el par-

ticular ámbito de cada sociedad

. Hubo

un tiempo que el progreso científico estaba

ligado a la adquisición de un conocimien-

to y habilidades de dimensiones humanas,

accesibles para cada individuo.

Hoy en las

SSCC sociedades científicas seguimos

gestionando ese conocimiento científi-

co-técnico

, necesario para ejercer nuestra

profesión,

pero sus dimensiones ya no

pueden abordarse desde perspectiva

individual; son sociales y universales

; la

complejidad obliga a mantener transversa-

lidad y profundización en lo específico. Y

esto nos lleva al dilema de mantenernos

uno, en tanto médico, en tanto especialista

y en tanto interesados en áreas concretas

de nuestra especialidad. A nivel individual el

reto es enorme, pero nuestra propia identi-

dad personal ayuda y orienta. Pero, ¿cómo

mantener la coherencia en cuanto organi-

zaciones científicas profesionales?

Si nos centramos en las SSCC, podríamos

aceptar, como se afirmaba antes, que su

misión es gestionar el conocimiento cientí-

fico-técnico específico de su ámbito. Pero

éste, en general, va desde el de la especiali-

dad como tal, a parcelas más y más concre-

tas, tan concretas como pueda ser las mar-

cadas como relevantes por los profesionales

y otros grupos de interés, donde la industria

juega un importante papel. ¿Es posible en

este contexto gestionar ese conocimiento

de manera que lo general esté disponible

para todos y lo altamente específico pue-

da al tiempo desarrollarse? Y lo que es aún

más importante, ¿cómo conseguir que ese

conocimiento se difunda y aplique de ma-

nera lo más amplia y equitativa posible? La

respuesta a la primera pregunta debería ser

sí, pero en la práctica los árboles a menudo

nos impide ver el bosque. Lo planteado en

la segunda, sin duda, es una tarea colecti-

va que es imposible abordar solo desde lo

particular.

La SEPD es una sociedad científica cuya

identidad y vocación es estar al servicio del

especialista de aparato digestivo, en gene-

ral, gestionando el conocimiento necesario

para desarrollar nuestra misión dentro de

un sistema de salud asistencialmente orga-

nizado en torno a especialidades médicas

reconocidas, como la nuestra. Para ejecutar

esta misión la primera acción ha sido y es

diseñar una estrategia que permita forta-

lecernos, de manera que la especialidad y

el especialista de aparato digestivo tenga el

peso y reconocimiento que se merecen. Los

medios solo sirven para alcanzar ese obje-

tivo: comunicación, internalización de los

procesos, profesionalización de la gestión,

fortalecimiento de las unidades de apoyo,

organización matricial, etc.

La fortaleza

de la SEPD busca la de la especialidad y

por tanto es perfectamente compatible

con el desarrollo de áreas de conoci-

miento más específicas.

La

reflexión

, que os traslado,

es si una

gestión fragmentaria del conjunto de

la especialidad

, ante los diferentes grupos

de interés, especialmente administración e

industria,

nos fortalece como especialis-

tas, o por el contrario debilita nuestra

imagen y posición

.

En mi opinión, desde la visión global que

favorece mi actual posición en la FACME,

considero que nuestra especialidad necesi-

ta caminar en la integración de lo específico

en lo general, sin pérdida de su valor, pero

al mismo tiempo no cuestionarnos la utili-

dad de mantener la especialidad como tal

ya que estamos perdiendo peso específico

frente a otras. En esta línea, la SEPD quie-

re y puede trabajar en lo que es y ha sido

siempre, la sociedad de la especialidad de

aparato digestivo, pero también entiende

que para ejecutar su misión necesita ha-

cerlo desde la coherencia y mandato del

conjunto de los especialistas. Por eso,

el

tiempo de una acción coral de conjunto

necesita de vuestra voz

y resulta impres-

cindible construir los cauces para que esa

voz, la de todos y cada uno de los especia-

listas, marque la diferencia.

Fernando Carballo

Presidente de la SEPD

tribuna del presidente

Envíale un email al Presidente de la SEPD

Fernando Carballo Álvarez

Presidente de la SEPD

Tiempo para una

acción coral

tribuna del presidente